Marco Legislativo

A través de la lucha colectiva de las organizaciones sociales nucleadas en La Red de la Calle y con el impulso de NTD, en Diciembre del 2010 se logró la sanción de la Ley 3706 “Protección y Garantía Integral de los Derechos de las Personas en Situación de Calle y en Riesgo a la Situación de Calle” por parte de la Legislatura porteña. Durante el 2013 las organizaciones se movilizaron exigiendo la reglamentación de dicha ley que finalmente fue concedida en Julio del 2013 a través del Decreto 310/2013.

Tal como expresa la ley, se consideran “personas en situación de calle a los hombres o mujeres adultos/as o grupo familiar que habiten en la calle o espacios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en forma transitoria o permanente y/o que utilicen o no la red de alojamiento nocturno”. Asimismo, la ley establece que se consideran “personas en riesgo a la situación de calle a los hombres o mujeres adultos/as que: a) se encuentran en instituciones de las cuales egresarán en un tiempo determinado y estén en situación de vulnerabilidad habitacional; b) se encuentren debidamente notificados de resolución administrativa o sentencia judicial firme de desalojo; c) habiten en estructuras temporales o asentamientos, sin acceso a servicios o en condiciones de hacinamiento.”

Por otra parte, la participación de NTD fue central en la elaboración de un Proyecto de Ley Nacional trabajado junto a legisladores nacionales, presentado en la Cámara de Senadores en Noviembre del 2014 y en la de Diputados en Septiembre del 2016 y Abril del 2018 (Expediente 2126-D-2018). Dicho proyecto recupera el espíritu de la Ley 3706 de la CABA y desarrolla la noción de Centro de Integración Social como modelo de institución pertinente para abordar la problemática a nivel nacional.

Los Centros de Integración son un modelo de institución para personas en situación de calle, de acceso voluntario e irrestricto, que debe garantizar atención integral, continua y permanente las 24 hs. durante todos los días del año. Sus objetivos son: a) considerar a los/as habitantes como agentes activos/as capaces de formular sus proyectos de vida y no como receptores/as pasivos/as de prestaciones; b) promover el fortalecimiento subjetivo y la integración social de los/as habitantes a través de a la efectivización de sus derechos sociales, económicos, políticos y culturales; c) contar con un equipo del trabajo interdisciplinario que pueda elaborar con cada habitante estrategias singulares teniendo en cuenta sus trayectorias y saberes, y garantizar acompañamientos una vez que la persona egresa del Centro; d) construir alternativas junto a los/as habitantes que les permitan transitar el déficit habitacional y, en el mediano plazo, ejercer plenamente el derecho a vivir en la ciudad; e) favorecer la construcción de espacios colectivos y participativos en los cuales se puedan fortalecer las relaciones sociales.